domingo, 16 de mayo de 2021

El Nápoles logró este domingo un trascendental triunfo por 2-0

 El Nápoles logró este domingo un trascendental triunfo por 2-0 en el campo del Fiorentina y recuperó la tercera posición que le había arrebatado momentáneamente el Juventus Turín, por lo que le bastará un triunfo la próxima semana contra el Hellas Verona, en la última jornada de la Serie A, para clasificarse para la Liga de Campeones.

Un gol de Lorenzo Insigne, con susto incluido pues marcó en el rechace del portero tras un penalti fallado, y una diana en propia meta de Lorenzo Venuti dejaron al Nápoles a un solo paso de la Liga de Campeones.

El conjunto napolitano, que no podía contar con el defensa senegalés Kalidou Koulibaly, desequilibró el duelo en el 57 gracias a un penalti concedido tras revisión VAR, después de que Insigne sacudiera la madera en la primera mitad con una falta directa.

El propio capitán Insigne cruzó el disparo con poca precisión y el meta Marco Terracciano consiguió repeler el disparo, pero el delantero napolitano llegó primero en el rechace y adelantó a su equipo.

Diez minutos después, en un contragolpe, Insigne ofreció al polaco Piotr Zielinski una asistencia que este remató con la pierna zurda desde el límite del área, con el balón que acabó al fondo de las mallas tras una decisiva desviación de Venuti.

El Nápoles se llevó tres puntos clave en su lucha por la Liga de Campeones y le bastará ahora ganar en casa al Verona, sin grandes objetivos en la clasificación, para meterse en la máxima competición continental.